Loading...

Noticias

Lalín y A Estrada, en los últimos puestos en cuanto a webs municipales más transparentes

Snapshot

El Faro de VigoFaro de Vigo


FECHA: 12 de January de 2018

CATEGORÍAS: Ayuntamientos y municipios  Estrada  Galicia  Lalin  

La plataforma Dyntra indica que ambos deben mejorar su información sobre las retribuciones de cargos políticos y puestos de confianza -Eluden publicar datos sobre la deuda pública o las alegaciones a los presupuestos. 

La administración local es la más próxima a los vecinos, y en un mundo dominado por la corriente del open data (el acceso libre a la información, sea en papel o en formato electrónico), los concellos están obligados a hacer que su día a día, tanto burocrático como político, sea cada vez más accesible. La plataforma Dyntra, en la que se integran administraciones, actores sociales e investigadores, dispone de un listado de 152 indicadores que sirven para medir el grado de transparencia de las webs municipales.

Esta entidad analizó el pasado mes de febrero los sitios de internet de 34 municipios gallegos, entre ellos dos de la zona: Lalín y A Estrada. La cabeza de lista lleva el nombre de A Coruña, que ostenta un porcentaje de transparencia del 64,4%, mientras que O Porriño ocupa el último puesto, con un 6,58. En el caso de los dos concellos de las comarcas, se sitúan en los puestos inferiores: Lalín ocupa el 20º lugar, con una transparencia del 17,7%, mientras que A Estrada, con un porcentaje del 11,8%, está en el número 30.

El primer apartado que analiza Dyntra es la transparencia municipal en cuanto a cargos electos, las instituciones municipales o la organización del ayuntamiento. Para Lalín, su web en esta categoría se queda con un 16% de transparencia, puesto que no contiene datos biográficos ni del alcalde ni de los ediles, tampoco facilita sus direcciones de correo electrónico ni las retribuciones económicas de los cargos electos. La cabecera dezana tampoco facilita información sobre los cargos de confianza ni su sueldo. Son, a grandes rasgos, las mismas carencias que presenta A Estrada, con la salvedad de que en este ayuntamiento sí se facilitan los e-mail del regidor, José López, y de los ediles. En esta categoría, la transparencia estradense es de un 14,75%. Ambos municipios sí cumplen indicadores como una sección de noticias municipales (ya en sus respectivas páginas de inicio) o el mapa de las redes sociales que maneja el concello. Lalín tiene, a mayores, un registro de intereses de actividades y de bienes contemplado en la Ley de Bases de Régimen Local, en el que únicamente puede consultarse el listado de bienes del regidor, Rafael Cuiña, en el momento de su toma de posesión, así como del exalcalde y líder del PP, José Crespo. Además, desde diciembre de 2015 retransmite sus sesiones plenarias.

Los dos concellos se quedan en el 11,1% a la hora de hablar de la organización del ayuntamiento, pues el único índice que aplican es informar sobre los diferentes órganos de gobierno. Y lo hacen de forma muy diferente: mientras Lalín aporta las actas de sus plenos y juntas de gobierno local, A Estrada, amén de las actas de plenos, se limita a indicar quién compone cada comisión informativa. También se echa en falta, en las dos cabeceras, que se publiquen las preguntas de control que formula la oposición.

Ambas webs, en opinión de Dyntra, tienen pendiente dar a conocer el listado de los vehículos oficiales, los inmuebles de titularidad municipal o su Relación de Puestos de Trabajo (RPT). Hablando de plantilla, Lalín y A Estrada difunden en sus webs los procesos de selección de personal, pero no los convenios colectivos en vigor, ni tampoco un plan estratégico para lograr la igualdad efectiva entre hombres y mujeres. Eso sí, a la hora de planificar el día a día de la administración local, Lalín sí permite leer en su web el pacto de gobierno que en su momento firmaron los partidos del ejecutivo de coalición.

Inversión por cada vecino

Los dos municipios suspenden, de forma clara, en cuanto a la transparencia económico-financiera, que es de un 3,8% para Lalín y de un 0% para A Estrada. Hay 26 indicadores que miden esta accesibilidad para el ciudadano, y Lalín solo cumple uno: la publicación del periodo medio de pago a proveedores y servicios, mientras que la cabecera estradense ni siquiera hace ésto. Así es que el ciudadano de a pie, si entra en las páginas web de estos dos municipios, no puede saber cuestiones cómo a cuánto asciende la deuda pública municipal ni cuál fue su evolución en comparación con ejercicios anteriores, de modo que tampoco puede calcular cuál es el endeudamiento por habitante. No hay acceso, según Dyntra, a los presupuestos ni a la cuenta general (ésta se puede consultar a través del Tribunal de Cuentas).

Y, si no se cuelgan los presupuestos, tampoco es posible conocer a través del ordenador las alegaciones que se formularon ni las modificaciones que pudieron aprobarse en pleno. Tampoco se llevan a cabo pautas como cuál es el gasto del municipio por habitante ni la inversión por cada vecino.

Comments are closed.